Violencia Intrafamiliar

 

Por Martha Salazar. 

La violencia intrafamiliar es una situación que se presenta a nivel mundial más frecuentemente de lo que se piensa, de acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS) la quinta parte de las mujeres a nivel mundial ha vivido violencia intrafamiliar en alguna etapa de su vida. 

Pero ¿qué es la violencia intrafamiliar? 

La OMS define la violencia intrafamiliar como “la agresión física, psicológica o sexual cometida por el esposo o conviviente, abuelos, padres, hijos, hermanos, parientes civiles u otros familiares. También comprende a los tutores o encargados de la custodia. Afecta a todas las familias sin distinción de raza, edad, educación o condiciones socioeconómicas.” 

Como lamentablemente es algo que se presenta cada vez más, es importante analizar las causas de la violencia, así cómo cuáles son los tipos de violencia intrafamiliar, para saber detectarlas y poner una solución. 

Causas de la violencia intrafamiliar

•La violencia vivida en la infancia. 

La principal causa de violencia intrafamiliar es la repetición de patrones que se vivieron en la niñez, por lo que una persona que vivió maltrato familiar de pequeño va a tender a ser violento en sus relaciones familiares de adulto. 

•Baja tolerancia a la frustración. 

Las personas que tiene muy poca tolerancia se tornan violentos cuando se presentan comportamientos que le molestan. 

•Carencias económicas. 

La situación financiera y los problemas laborales tensionan mucho, principalmente al jefe de familia que ante el aumento de precios y al no conseguir el dinero necesario para cubrir las necesidades de su casa se vuelve violento y descarga su frustración agrediendo a los miembros de su familia. 

•La drogadicción y el alcoholismo. 

La adicción torna violentos a sus consumidores.

 •La educación machista de los hombres. 

Cuando un hombre recibe en casa una educación machista y autoritaria, se cree superior a la mujer y trata de imponer su autoridad empleando actitudes y acciones violentas. 

•El sexo 

El sexo también influye en la violencia familiar, la negativa de la mujer de mantener relaciones sexuales con su pareja, hacen que ésta se torne violenta. 

 •Los celos desmedidos. 

El sentir celos, ya sea de forma justificada o injustificadamente, es un reflejo de una baja autoestima y falta de confianza en su pareja, esto hace que la imaginación vuele ante cualquier situación en que su mujer llame la atención, generando frustración y violencia. 

•La ignorancia y el desconocimiento para manejar los problemas con diálogo y de forma pacífica. 

 

Todas estas situaciones hacen que surja la violencia intrafamiliar, muchas veces inicia de manera desapercibida, pero poco a poco se va incrementando, convirtiéndose en un problema incontrolable que puede dejar muchas secuelas en los miembros de la familia, por lo que es importante conocer los tipos de violencia en la familia. 

 

Tipos de violencia intrafamiliar. 

•Física. 

Esta forma de violencia incluye todos los daños corporales con cualquier parte del cuerpo, arma u objeto. Es la típica violencia intrafamiliar y por eso, muchos piensan que la violencia en la familia se reduce a golpes y maltratos físicos. 

•Sexual. 

Esta forma de violencia contempla el tocar y acariciar a un miembro de la familia en contra de su voluntad, el acoso sexual, la violación o forzar a la pareja a tener relaciones sexuales sin desearlo, menospreciar sexualmente a la pareja, forzar a la pareja a usar anticonceptivos o a tener un aborto. 

•Económica. 

Este tipo de violencia va desde el prohibir a la pareja trabajar, como el limitar el dinero, controlar los gastos de forma exagerada, castigar y premiar con el flujo de efectivo que aporta un miembro de la familia a la casa, hasta tener el control absoluto de los bienes. 

•Psicológica. 

Este tipo de violencia incluye: 

1.El abuso verbal: rebajar, insultar, ridiculizar, humillar, utilizar juegos mentales e ironías para confundir a la pareja. 

2.Intimidación: Asustar con miradas, gestos o gritos. Arrojar objetos o destrozar la propiedad. 

3.Amenazas: De herir, matar, suicidarse, llevarse a los niños, etc. 

4.Aislamiento: Tener un control abusivo de la vida del otro, mediante vigilancia de sus actos y movimientos, escucha de sus conversaciones, impedimento de cultivar amistades, etc. 

5.Desprecio: Tratar al otro como inferior, tomar las decisiones importantes sin consultar al otro. 

 

Si alguna de estas situaciones se han presentado en tu familia, debes tomar medidas para que no avance y se vuelva una situación incontrolable, analiza y busca ayuda psicológica, puedes acudir a Perfil Mujer para que te asesoremos y puedas tomar una decisión asertiva para tu familia, ver si con un tratamiento psicológico tu pareja puede superar las causas que le hacen ser agresivo.Pero si el diálogo no funciona, el agresor no quiere rehabilitarse y la violencia persiste, tal vez la solución es separarse. 

Recuerda que el matrimonio y la vida en pareja es para compartir la vida con alegría, las diferencias y preferencias se deben dialogar, respetando a la persona que está a tu lado. En el momento que se presenta una falta la integridad física o emocional en el medio familiar, empieza la violencia familiar, no lo pases por alto y solicita ayuda. 

 

 CONTÁCTANOS, SERÁ UN PLACER ENCONTRAR UN CAMINO DE CRECIMIENTO CONJUNTO

Teléfono/WhatsApp (55)4872-2774 

contacto@perfilmujer.com.mx

 Fuentes: Jesús Alfredo Whaley Sánchez. ¨Violencia intrafamiliar. Causas biológicas, psicológicas, comunicacionales e interaccionales¨ Plaza y Valdes, 2001.Revista electrónica del trabajador judicial. ¨Causas de la violencia familiar más comunes en el medio social en que nos desarrollamos y acciones que se deben adoptar para combatirlas¨ https://trabajadorjudicial.wordpress.com.